domingo, 11 de octubre de 2009

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL: ¿UN NEGOCIO?


Recomiendo ampliamente un texto de responsabilidad social cuyas lectura y estudio estoy concluyendo: “El Negocio de la Responsabilidad. Crítica de la Responsabilidad Social Corporativa de las Empresas Transnacionales”. Editado en Junio de este año, son sus autores 9 intelectuales españoles, liderados por Juan Hernández Zubizarreta, Profesor de la Universidad del País Vasco e Investigador del Instituto Hegoa; y Pedro Ramiro, Investigación del Observatorio de Multinacionales en América Latina OMAL.

La tesis que sirve de urdimbre al texto es la asimetría que hay, no ya entre norte y sur, sino entre la legislación comercial global y la legislación internacional en materia de derechos humanos. Mientras la primera está suficientemente desarrollada, la segunda es aún incipiente. Y parecería que nos encontramos en un limbo caracterizado por la insuficiencia de los estados nacionales para dirimir los conflictos sociales y éticos de la operación comercial global, y la apenas incipiente capacidad de los organismos multilaterales para desarrollar una legislación global de suficiente fuerza y operancia para controlar el poder de las transnacionales. En este limbo, ha surgido el poder legislador de las mismas transnacionales para imponer sus propias reglas en su cadena de valor, léase en las redes globales de valor a través de las cuales operan. Y los enfoques de responsabilidad social son parte de esas reglas.

Personalmente, no soy pesimista y me aparto un poco de las predicciones de los autores. La responsabilidad social sí es un camino promisorio para moderar esa asimetría global de la nueva economía. Y, si ella se acompaña del poder crítico de las minorías emergentes -nuevos movimientos sociales, consumidores concientes, pequeños inversores, movimientos mundiales de opinión en red, nuevos liderazgos políticos, etc.), hay que concluir que es mucho el terreno que queda por recorrer para controlar los excesos del capitalismo salvaje, pero no me cabe duda de que estamos empezando a encontrar la ruta pacífica para lograrlo. Mayor información en: http://www.omal.info/

1 comentario:

Diego Padilla Zelada. Sociólogo. dijo...

Muy buena critica del libro Ramiro,concuerdo plenamente con lo que hablas al respecto, ya que la RSE es un medio propicio para establecer las responsabilidades en la aldea global donde las transnacionales operan, no respetando por lo general las leyes y/o normas existentes tanto de los países como del derecho internacional, sobre todo lo referente a los Derechos Humanos. Un buen análisis del texto que permite ver como se desarrolla el capitalismo transnacional financiero en la actualidad, deseo leer el libro al ver lo interesante que es.
Tenemos que entabkar un diálogo certero a través de la RSE o responsabilidad corporativa con el fin de habilitar los parámetros correspondientes parav tales efectos y que esta no sea un negocio, altruismo, donaciones o lavado de imagen, es más bien una responsabilidad ética y básica en el mundo actual frente a la sociedad civil por los efectos como ganancias obtenidas por las empresas; debemos abogar por una RSE que vea todo esto en su contexto adecuado para que sus consecuencias sean favorables para todos los involucrados en el proceso.
Diego Padilla Zelada.
Sociólogo.