sábado, 10 de marzo de 2012

¿CONSTRUCCIONES SOSTENIBLES?

La historia se remonta al año 1998 cuando, por iniciativa del U. S. Green Building Council, se formularon los primeros estándares LEED, acrónimo que significa Leadership in Energy and Environmental Design (liderazgo en el diseño energético y ambiental).

Actualmente, son ya estándares muy maduros y cuya aplicación empieza a universalizarse, en siete frentes diferentes: sitios o localizaciones sostenibles, eficiencia hídrica, energía y atmósfera (eficiencia energética y bajo nivel de emisiones), materiales y suministros, calidad ambiental interior, innovación y diseño, y prioridades regionales.

Así mismo, consideran tanto construcciones nuevas, como reconversión de construcciones antiguas. Y consideran, en cada capítulo, no sólo unos prerrequisitos mínimos, sino unos créditos por opciones voluntarias adicionales. De esa manera, los estándares permiten una categorización de las edificaciones según el grado de profundidad aplicado: desde la categoría plata, hasta la categoría platino, pasando por la categoría oro.

Lo interesante de estos estándares es que permite visionar el ciclo de vida de las edificaciones. De tal manera que, si bien pueden requerir alguna inversión inicial mayor, la construcciones resulta significativamente más económica a lo largo de su ciclo de vida, aparte de los beneficios sociales y ambientales generados.

En el video anexo, producido y publlicado por el Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF), y al que el lector puede acceder dando clic en play, se pueden apreciar algunos aspectos -no todos- de lo que significa este concepto de construcciones sostenibles.


video

Es interesante resaltar, además, que en Colombia ya contamos con el Consejo Colombiano de Construcciones Sostenibles, cuyo portal web puede verse en el siguiente enlace: http://www.cccs.org.co/, con la advertencia de que, por estar en construcción, aun no es suficientemente operativo. Así mismo, es interesante resaltar cómo más de 40 edificaciones colombianas tramitan o han recibido ya su certificación LEED en diferentes categorías.

Se trata, pues, de una práctica en responsabilidad social que ha llegado para quedarse, en un campo tan vital como es el desarrollo de hábitats humanos.

No hay comentarios: